sábado

La lluvia ayer pasó por las montañas de concreto.
Olía a humedad.
Apresurados pasos buscaban refugio bajo el techo de comercios vacíos.
Vino la brisa y se marchó.
Las nubes oscuras tan solo nos miraron con amenaza o burla
La tarde se hizo vieja
Marilú nos llamó para traer su soledad a unirla con la nuestra
Charlamos largo tiempo
había borrascas de llantos en su pecho, amenazando lluvia.
Habilidad de mujeres para eludir el llanto cuando quieren
Cuando llegó la noche, salimos a buscar un capuchino.
No hubo lluvia.
No hubo llantos.

No hay comentarios.:

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web