miércoles


Peces de plata, flexuosas criaturas de agua

sin escamas, resbalosas figuras huidizas

cruzan el aire de esta pecera de páginas

en busca del espacio que dejan las frases

incompletas de todos los libros del mar.

Son las palabras que faltan y flotan

cuando entiendes lo que no se dijo.

Peces de Egipto, delfines de Grecia,

vertebrados familiares, aunque fósiles

con sus escalas de espinas-fonemas

en el único idioma de los poemas,

con crestas, aletas para un rumbo

que conocen sólo los instintos marinos.

Peces de plata al origen del mundo,

palabras acuáticas y anfibios precoces,

salta el salmón y se vuelve gaviota,

punto y aparte, se da vuelta la hoja.

¿Quién sabe el idioma de los pájaros-peces?

¿Cuánto le faltará al Martín Pescador

para volver a ser pez y atrapar la libélula

de un salto del agua hasta el cielo que ahoga?

El Viejo y el Mar y un esqueleto de sueños,

la inmensa ballena, pesadilla de  Ahab,

criaturas horrendas en los abismos de Nemo,

cardumenes que en sus bailes alocados

dan el sentido a las letras en las páginas

de todos los diarios, novelas, poemas

de viejos marineros que, si aún no están,

todavía respiran y otean el horizonte salado.




No hay comentarios.:

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web