domingo


Mi viejo gato haragán se estira perezoso

para luego enroscarse blandamente y quedar

ensimismado barruntando cual filósofo

el extraño sino de la vida.



Entrecierra los ojos perspicaces y se olvida

que en sus grietas las lauchas de la alegría

duermen grises bien seguras y al amparo.



Su misión reposando hoy es otra;

es dar lecciones de abandono

ahorrando astucia y eficacia

para aquel que camina,

fuma, piensa y se pasea

arrastrando las dos patas.

No hay comentarios.:

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web