sábado

Como los peces de barro

Tómame los abrazos
como la memoria que regresa,
planifica un tiempo de reencuentros,
sin preámbulos,
con la osadía de una gaviota
queriendo ser pez en los remolinos,
en la generosidad de un río que sube
para devolver las aguas a las lluvias.

Tómame en el preciso instante
que quiebra la cascada,
voltea tu vista hacia la orilla opuesta al sol;
allí verás un velero agrietado,
anclado entre rocas gastadas
por los besos de tantas lluvias marrones,
como las angustias de los peces de barro
que pintan las orillas.

También soy un pez de barro
siguiéndote en la crecida.

4 comentarios:

Eduardo Roberto dijo...

lal riqueza de tu vocabulario, las imagenes puras e inolvidables que logras extraer me emocionan. mi admiracion.

Céu de Buarque dijo...

hay una belleza tal en las imagenes que por momentos pareciera una estar en frente de una imagen (esas con el sonido del río)y la angustia puede una tomarla con las manos y transformar los peces en aves.
un beso, y bienvenido otra vez.
C.

Daniel dijo...

Eduardo, siempre agradecido por tu estímulo, por suerte en el camino hay grandes maestros. Un abrazo.

Daniel dijo...

Céu, amiga; nunca me voy, solamente que a veces la abulia se niega a apretar la tecla enter pero siempre estoy debajo del puente mirando correr las aguas, muy de cerca. Gracias.
Saludos y besos y cuidate.

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web