sábado

La hierba sobre tu costado

.
Estoy sobre tu cuerpo cansado
de ser todas las mujeres que amé,
en los amé pasados, en otras vidas
en las próximas amé, que no sé si vendrán
para que vuelvan a estar sobre ti.

Me miras con tus senos ajados
de tantas garras que te sujetan;
las mías, del otro ajado como yo,
de sangre joven y enardecida
que sólo pretende pasar sobre tu vientre.

Lloras para dentro de tu maldito estar,
siempre abajo, siempre abajo,
violada, violada, eternidad violada
y no te quejas porque estás para ello.
Nadie se baja, quieren más y tú les das.

Y vuelven en malones a poseerte,
borrachos, lascivos, reclamando
que solamente finjas que ríes y gozas;
otros por ver en ti a sus amores
a los amé de ayer, en otra vida y ni te quejas.

Miras la hierba que crece al costado de tu vida
las flores que tocan el piso marchitas,
tu flor, la que se desflora cada día
en la oscura noche de tu pieza
mientras tu cuerpo cansado ya ni suspira.

6 comentarios:

Céu de Buarque dijo...

la Giganta, le temen la desean con violencia por paga, la desarman...
ah mujeres de los deseos ajenos, cuando tendrán verdaderamente al amor entre sus manos, cuando!
Escuchaste la canción de Manu Chau "Me llaman Calle"?
Gracias Daniel, es tan importante ir publicando, participar y comprometerse con las palabras.
Gracias y besos,
C.

La abuela frescotona dijo...

que triste.. es reflejo de la moderna eclavitud, cuantas mujeres-niñas moriran atadas a una cama,sin ver la luz del dia-muy desolador..

Daniel dijo...

Si viene el amor ¿sabrá aceptarlo?
Un beso mi querida Celi.

Daniel dijo...

Es parte de esta vida mi querida Abuela, y no lo digo con aceptación sino como resignación. La realidad indica que será así.

Un beso y gracias.

Eduardo Roberto dijo...

Estimado Daniel, este poema que desnuda la condición del macho, animal que a pesar de la cultura absorbida continuará a ser un animal dependiente de la satisfacción sexual no ha hecho otra cosa que aumentar mi pesimismo, pero está bien que refexionemos sobre esa triste condición a través de tu sensibilidad. un abrazo

Chiqui Abreu dijo...

Una vida llena de placeres y todos ajenos ajenos al alma, inerme cuerpo perforado por el apetito de tantos, crispando su ser por mera obligación, agonía que deja de sentirse porque está tatuada en el cuerpo.
Daniel, excelente obra, sin dudas.
Besos,
Chiqui.-

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web