sábado

Agonía

Desfallecida por la carencia,
hambrienta de ti,
persigo
la huella de tus caricias,
el bálsamo de tus palabras.
Pero, el viento de la vida
las arrastró nuevamente hasta el mar.
Y sólo me ha dejado tu ausencia,
creciendo con cada latido de mi sangre.
Y sola he de luchar contra el silencio,
que me oprime hasta robarme el aire.
Sitiada por el vacío,
impaciente por rendir mis armas,
deambulo
entre la desazón y el llanto,
entre la enajenación y el más agudo dolor.

4 comentarios:

Céu de Buarque dijo...

Y así la tristeza de los desamores atraviesan los femenino, manosean su sensible carácter para dejarla en un rincón con sus penas, reflejadas en ese charco de soledad salada...
y así va,
quien no lloró amores,
no merece haberlo alcanzado,
y menos morir por el.

Felicitaciones, Magda,
me tenían solita publicando, jajaja
benvenida de nuevo.
C.

Magdalena Albero dijo...

Gracias, querida Céu

Mil besos

Eduardo Roberto dijo...

Cuando el amor desvasta,...no queda nada en pie, solo la poesia da voz a ese corazón apabullado,..hermosa, mis felicitaciones.

La abuela frescotona dijo...

el mal de ausencia se alimenta de silencio, lagrimas y dolor,aun así seguimos añorando el dulce dolor que lo causa. un abrazo , muy bello

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web