sábado

Entre paréntesis

.
Perviérteme instantes,
con pequeños acertijos
que proclamen tu llegada sin tiempos,
déjame adivinarte en ellos,
sedúceme con tus claroscuros
allí donde los oídos callan
para leer tus labios;
allí donde eres música que alimente
esta perversión rítmica
de los gemidos.

Tú, artífice de mi cielo,
estandarte de mi conquista,
refugio de guerrero
en la derrota por los tiempos,
tú, mezquino amor;
rebélate por dentro.

2 comentarios:

Céu de Buarque dijo...

Tú mezquino amor...rebélate por dentro...uauuú!Ponte en guardia, aquí viene el enviado del Estratega, dispuesto a todo, sal de tu guarida y muestra tus fauces!
escribes tan bien...
un beso.

Eduardo Roberto dijo...

Estos deseos que a la vez matan y a la vez revivifican nos mantienen despierto, muy bueno tu volar Daniel.

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web