viernes

Prenonato.

Vino y vació su esperma entre las más deliciosas contracciones.
Luego se marchó silbando satisfecho.

Atrás...
Entre un vientre y unos ojos colmados de esperanzas
se gestaba la flor de una desgracia.

4 comentarios:

Céu de Buarque dijo...

Es algo que no entiendo, desafortunadamente el 90% de las gestaciones son involuntarias. Cuánta ignorancia y desapego, y sin embargo el deseo y un mal entendido amor sexual termina con ese resultado. El cuento, excelente...como siempre.
un abrazo intenso, con gestación intangible.

Daniel dijo...

El qué me importa y la ignorancia cuando se mezclan resultan un cóctel para parir una victima.
Consistencia y calidad en este extracto concentrado de palabras. Un abrazo estimado poeta.

Melquíades San Juan dijo...

Gracias a ambos.
Daniel, estamos esperando tus letras.

La abuela frescotona dijo...

el machismo mal entendido, supone que la mujer sabe evitar esos "contratiempos".... que pena la vida que no será.

No copie, use la imaginación...

Creative Commons License
Esta obra creada por Céu de Buarque y colaboradores de Puentes de palabras está bajo la licencia de Creative Commons -No comerciacializar-Difundir sin modificar 2.5 Argentina License.

el Mapa de Puentes

Una flor silvestre en la Web

Una flor silvestre en la Web